muerte digna

El Documento de Voluntades Anticipadas (DVA), también llamado Testamento Vital o Instrucciones Previas, es un documento legal en el que una persona mayor de edad, capaz y que actúa con libertad, manifiesta instrucciones sobre los cuidados y tratamientos médicos que quiere recibir en caso de que se encuentre en una situación en la que no pueda decidir por sí misma o expresar libremente su voluntad o esté próximo el final de su vida.

Es aconsejable redactar el DVA cuando todavía estamos en plena posesión de nuestras facultades para garantizar que recogerá nuestros deseos en relación al trato que queremos recibir al final de la vida o después de la defunción. Este documento también sirve como guía para que los profesionales médicos y la familia puedan obrar de acuerdo a nuestra voluntad. 

Antes de redactar el Documento de Voluntades Anticipadas…

Cada Comunidad Autónoma tiene su propia legislación entorno al Documento de Voluntades Anticipadas por lo que es conveniente informarse antes de redactarlo.

¿Qué información puede contener el Testamento Vital?

Los contenidos mínimos necesarios para que el Testamento Vital sea válido difieren entre las distintas Comunidades Autónomas. No obstante, habitualmente el testamento vital incluye:

  • La expresión de los objetivos vitales y valores personales en relación a los momentos finales de la vida o cualquier otra situación en la que se produzca una limitación física o psíquica grave.
  • Las instrucciones y límites sobre los cuidados y tratamientos médicos que desea recibir.
  • El nombramiento de uno o más representantes.
  • La expresión de la voluntades relativas a la persona una vez fallecida, como aquellas que tienen que ver con la donación de órganos, entierro o incineración entre otras.

El contenido del Testamento Vital no puede atentar contra el ordenamiento jurídico ni contra las buenas prácticas clínicas.

SOLICITA + INFORMACION

A %d blogueros les gusta esto: